Innovadores Muros Ecológicos Rellenos de Tierra Cruda

Cuando se realiza un proyecto de construcción, la cantidad de cemento utilizado es un factor clave en el impacto que provocamos al medio ambiente. Además, en muchas ocasiones, nos limitamos en su uso por cuestiones económicas. Cuando deseamos realizar muros de mayor grosor que los convencionales, no sólo gastamos más dinero por la cantidad de material que necesitamos, sino que el impacto que ejercemos en contra de la naturaleza es mayor. Incluso es complicado acudir a materiales alternativos, pues difícilmente encontramos alguno que mejore el precio del cemento y nos ofrezca la misma resistencia. Sin embargo, hemos logrado crear muros ecológicos de 61 cm de espesor mucho más resistente que uno de concreto, el cual utiliza 60% menos cemento, y ofrece mejores cualidades térmicas.

Inicios

La idea comenzó en el año 2006, en la que se planeaba reducir los costos en materiales de construcción, diseñando un muro capaz de sostener una losa de concreto. Inspirado en la tecnología ICF, se desarrolló un muro con delgadas capas de concreto en conjunto con poliestileno. Esto reducía considerablemente los costos por vivienda, y ofrecía propiedades térmicas únicas que aislaban el interior de la construcción de altas temperaturas. Sin embargo, el poliestileno continuaba representando un impacto negativo al medio ambiente, debido su proceso de fabricación.

Primer prototipo de encapsulado

Después se desarrolló un método de construcción que encapsulaba paja en el interior de un molde, el cual era sellado con concreto. Este nuevo método requirió mucho ingenio para alcanzar el producto deseado. Se sometieron los muros a diferentes pruebas de balística y termicidad, arrojando resultados que sobrepasaron nuestras expectativas. Se logró aislar de manera total un lado del muro, aún sometiendo su exterior a temperaturas superiores a los 1000ºC. Además de ello, al medir la temperatura del interior de una construcción, mostró 16ºC menos que el exterior (cuando el calor exterior era de 39ºC).

 

Tecnología final

Cuando pensábamos que habíamos logrado el mejor sistema de construcción, surgió la idea de encapsular tierra completamente cruda en el interior de los moldes. Esto requirió un diseño más sofisticado y resistente de moldes, mismos que tendrían que ser prácticos y portátiles para su transportación. Después de casi diez años de trabajo, se pudo crear un método revolucionario para construir paredes que encapsulan tierra cruda en su interior; la misma tierra que se encuentra en el terreno donde se construye. Gracias a esto, se redujo más del 60% de uso de cemento para la construcción, ofreciendo paredes mucho más resistentes que las convencionales, ofreciendo aislamiento térmico muy alto y seguridad. Lo mejor es que no se requiere de cimentación para levantar cada uno de estos “blocs”.

Construir con esta tecnología sustentable es económico, pues además de ahorrar costos en materiales, EWB ofrece garantía de 10 años en la construcción. Nuestros muros son tan sólo un elemento de una tecnología que integra lo mejor en sustentabilidad en un mismo lugar, y actualmente están patentados para uso exclusivo de EWB. Si deseas iniciar un proyecto residencial o de oficinas con nuestra tecnología, contáctanos a info@ecoworldbuilding.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *